Valentino Donna: una actitud costura

Fuerte y frágil, constante e imprevisible, determinada y delicada: la mujer Valentino encarna el fiel reflejo de la mujer actual, independiente y sensual, pasional y tímida. Y así es Valentino Donna, la última creación de perfumería de la Casa romana.

Roma, con sus contradicciones infinitas y su encanto inmutable es la inspiración y la razón de ser del espíritu Valentino, que impregna hasta la médula la fragancia. Creado por los perfumistas Sonia Constant y Antoine Maisondieu, Valentino Donna es a la vez clásico y cambiante, una fragancia única, sutil y ligera con un acorde tan seductor como profundamente italiano.

Misterioso, exquisito y atemporal como un objeto de costura, se articula en torno a un contraste de ingredientes nobles y sutiles. La esencia de rosa, que se mezcla con bergamota e iris Pallida, ilumina el perfume con un halo refinado y una textura impalpable, y las notas cálidas e intensas de cuero fundidas en toques de pachulí y vainilla expresan una sensualidad carnal, exquisita e incontestable.

valentino_donna_frasco

La joven actriz Àstrid Bergès-Frisbey encarna a la mujer Valentino, con su clásico rostro que deja ver una mezcla de gracia y orgullo, y un aire indiferente y cosmopolita de muchas facetas. En el retrato firmado por Steven Meisel y realizado por Louis Garrel, Àstrid es a la vez mujer y actriz, personaje de la vida real y de ficción. Rompe con la ilusión, consciente de que ser una misma significa a su vez interpretar un papel.

¿Quieres saber más de esta misteriosa fragancia? Dale al play.

15 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Comentarios cerrados