Tips de maquillaje de verano

Lo mires por donde lo mires, en verano no te maquillas igual que en invierno. O al menos, no deberías. La luz, el bronceado, el calor y el sudor, la playa y la piscina y la necesidad de buscar fórmulas más ligeras, que no resulten pesadas o pegajosas y que sean confortables cuando el termómetro aprieta son los motivos principales. Pero esto no significa que tengas que renunciar a maquillarte, ni mucho menos. Toma nota de los tips de maquillaje de verano que te proponemos hoy, y ponlos en práctica.

  1. Fondo de maquillaje: ¿prescindible? No solo porque en verano apetece más ir con la piel desnuda, sino porque en cuanto los primeros rayos de sol empiezan a hacer su efecto, la piel toma un tono saludable que es una pena tapar. Sin embargo, si no te sientes cómoda sin fondo de maquillaje, la mejor opción es elegir texturas más frescas y ligeras, como el maquillaje en sérum o en gel, más refrescantes, menos pesados y perfectos para unificar la piel sin cargarla demasiado ni tener un efecto máscara.
  2. Apúntate a las sombras en crema: no solo porque son resistentes al agua (lo que las hace también más resistentes al sudor), sino porque su fórmula, de larga duración, totalmente adaptable y sin efecto pesado, es perfecta para el verano. Con el sudor y el calor del verano, las sombras en polvo tienden a moverse a sus anchas por tu rostro.
  3. No olvides el primer: tanto si llevas fondo de maquillaje como si no, el primer sirve tanto para crear un escudo e impedir que la grasa de la piel estropee el maquillaje como para aportar hidratación al tiempo que disimula las imperfecciones y deja un efecto de piel unificada y radiante, incluso sin maquillaje
  4. Apúntate al waterproof: es la manera de evitar que un chapuzón en la piscina o en el mar, o simplemente el sudor, acaben con tu máscara de pestañas y tu eyeliner creando un efecto mapache y estropeando tu maquillaje.
  5. Utiliza correctamente los polvos de sol: recuerda que no debes aplicarlos por todo el rostro como si fueran un fondo de maquillaje en polvo, sino en las zonas en las que más incide el sol, principalmente los pómulos, las mejillas y la nariz. Cuidado con los acabados satinados.
  6. Si sudas… ¡no frotes! Nada de pasar el dorso de la mano por la frente para eliminar el sudor, hazlo dando ligeros toques con un tissue, de forma que se absorba el exceso de grasa de la superficie que se acentúa con el calor. Otra opción es utilizar un spray refrescante.
  7. Opta por los tintes: tanto para los labios como para las mejillas, los tintes son una opción perfecta porque aportan color sin dar pesadez, y no se van con el sudor.
14 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Comentarios cerrados