Sácale partido a la playa

La playa no es solo el escenario perfecto para relajarse en vacaciones: es el mejor  gimnasio y el centro de belleza más natural que existe. Si este verano quieres aprovechar al máximo el tiempo no te limites a tumbarte sobre la toalla mientras te bronceas: además de los clásicos baños de sol (recuerda, siempre con protección) benefíciate del agua del mar (la base de la talasoterapia), rica en yodo y sodio, y del movimiento de las olas: es perfecto para tonificar y relajar las piernas y los muslos, y te sentará de maravilla si tienes celulitis o flacidez. Si en la zona en la que te bañas hay algas, en lugar de evitarlas aprovéchate de sus múltiples propiedades: contienen casi todos los tipos de vitaminas, son antioxidantes y ayudan a prevenir el envejecimiento de la piel.

Además, si quieres cuidar la línea y mantener la forma durante las vacaciones, la playa te ofrece todo tipo de opciones para cuidarte mientras te bronceas sin esfuerzo:

-       Correr por la orilla: si te gusta el running, multiplica todos sus beneficios corriendo descalza por la orilla, de forma que las olas rompan más o menos por encima del tobillo. Harás mucho más ejercicio, te aprovecharás de las propiedades del agua de mar e irás cogiendo color casi sin darte cuenta. Las mejores horas, sin duda, o a primera hora de la mañana o al ponerse el sol, cuando el sol casi no calienta y la playa está casi desierta.

-       Jugar a las palas o al frisbee: dos divertidos ejercicios de cardio que, además, fortalecen todo el cuerpo, en especial las piernas al obligarte a moverte de un lado a otro.

-       Natación: obviamente, el mar es uno de los mejores lugares para practicar la natación, uno de los deportes más completos. Ten siempre en cuenta el estado del mar, y no te alejes demasiado para evitar correr riesgos.

-       Deportes acuáticos: el buceo, el snorkeling, el surf… seguro que encuentras un deporte que te divierta para aprovechar tu tiempo en la playa al máximo. Recuerda protegerte del sol, y evita las horas centrales del día.

-       Ejercicios en la toalla: no encontrarás mejor entorno para seguir tu rutina diaria de ejercicio que la toalla frente al mar. Además, cuando te notes acalorada y cansada no tienes más que darte un baño para refrescarte. Abdominales, sentadillas, ejercicios para las piernas y estiramientos son los básicos para mantenerte en forma.

-       Yoga: los expertos en yoga consideran que uno de los mejores lugares para practicarlo es la playa, sobre todo a primera o a última hora, cuando está más tranquila y hace menos calor. La brisa y el ruido de las olas favorecen la concentración y la meditación.

14 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

11 Comentarios

  • Buena manera de pasar el tiempo en la playa , y por supuesto mucho más divertido que tumbarse al sol, os haré caso y además haré ejercicio

  • Me gusta mucho pasear por la orilla del mar y que las olas rompan en mis tobillos, es muy bueno para la circulación, lo de hacer ejercicio ya es otro cantar  

  • Me parece muy bien todo lo que decís de dar paseos y hacer un poco de ejercicio , pero sin pasarse, porque a la playa también se va a descansar 

  • Practico el yoga y es verdad que hacerlo en la playa es estupendo, con el ruido de las olas al romperse contra la arena te sientes muy relajada, por supuesto cuano hay poca gente , porque con niños jugando alrededor es casi imposible

  • Me dan mucho asco las algas pero sé que son muy buenas para la piel.

  • Tengo que felicitaros por este artículo, me parece de lo más completo y sobre todo de lo más util, muchas gracias

  • Seguro que siguiendo estas recomendaciones le sacaré más jugo a la playa, gracias

  • No sé si correr, porque no lo he hecho nunca , pero andar por la orilla del mar dejando que las olas rompan en los tobillos es buenísimo para la circulación

  • Me gusta la playa y hacer ejercicio allí me parece estupendo

  • En la playa siempre jugamos al volley-ball o a las palas y es muy divertido.

  • Me encanta la playa y ya estoy contando los días que faltan para poder bañarme en el mar