Melena brillante… también en verano

El verano es, sin duda alguna, la temporada en la que más sufre el cabello. No solo por verse expuesto casi permanentemente (y en la mayoría de los casos, sin protección alguna) al sol, sino porque recibe agresiones por todas partes, que le restan luminosidad y hacen que pierda fuerza, brillo y salud. Descubre cómo conseguir que se mantenga sano y brillante a pesar de las vacaciones.

  • Reduce los lavados: los champús y acondicionadores eliminan la suciedad, pero también los aceites naturales del cabello que lo mantienen hidratado y protegido. Lavarse el pelo a diario nada más volver de una jornada de sol es casi un gesto automático, pero no es recomendable, sobre todo si tienes en cuenta que desde el día anterior el cabello no se ha ensuciado: tan solo necesita un aclarado para eliminar posibles depósitos de sal, cloro o arena.
  • Aclara con agua fría: el agua fría sella la cutícula y cierra los poros de la fibra capilar, dilatados por la acción del calor y de otros agentes típicamente veraniegos. Tras el lavado, o en la ducha al volver de la playa o la piscina, acláralo con abundante agua lo más fría que puedas aguantar.
  • Evita los químicos: el verano es la temporada perfecta para dejar descansar a tu cabello de tintes y otras agresiones químicas, que no hacen más que sumarse a la lista de agresiones que tiene que soportar y resecarlo y hacer que se encrespe. Si no puedes pasar sin hacerte el color, elige un tinte vegetal.
  • Apúntate a la moda de los aceites: son muy ricos en vitaminas, especialmente la vitamina E, muy nutritiva y reparadora, por lo que resultan perfectos para mimar el cabello castigado.
  • No abuses de los recogidos: sobre todo, si son muy tirantes o los realizas con el pelo mojado. Cuanto más suelto y libre lleves el pelo, más sano y radiante estará.
  • Cuidado al desenredar: el cabello mojado es mucho más frágil y quebradizo, sobre todo al volver de una jornada al sol en la piscina o en la playa. Antes de intentar desenredarlo al natural, aplica un poco de acondicionador o de mascarilla: te resultará mucho más fácil y además evitarás roturas innecesarias.
15 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Comentarios cerrados