Los productos de belleza que no debes compartir

A todos, desde niños, nos inculcaron que hay que compartir nuestras cosas… pero cuando hablamos de productos de belleza, no es así. No es una cuestión de ser egoísta y quedarte para ti sola tus cosméticos, sino que es un asunto de higiene, simple y llanamente. Descubre los productos de belleza que nunca deberías compartir y por qué, y métete en la cabeza que son intransferibles.

  1. Cremas, especialmente si son en formato tarro. Si quieres que una crema que te vas a aplicar en la piel se mantenga sin contaminar y en perfectas condiciones para que siga siendo eficaz, no solo deberías lavarte las manos antes de cada uso, sino que debes acostumbrarte a utilizar una paletita para coger el producto del tarro sin meter los dedos dentro, sino que no debes dejar que nadie más lo haga. Tras el uso, limpia perfectamente la paleta.
  2. Esponjas, pinceles y brochas: especialmente cuando están ligeramente húmedos, son el caldo de cultivo perfecto para las bacterias, y si están contaminados, lo mismo harán con los productos que apliques con ellos. Resultado: bacterias campando a sus anchas no solo por tus pinceles, sino por tus sombras, colorete, polvos… y por tu piel. Para minimizar riesgos, utilízalos solo sobre la piel bien limpia, límpialos una vez a la semana con un champú neutro y agua caliente, y deja que se sequen perfectamente al aire antes de volver a utilizarlos. Y, lo más importante: no los compartas.
  3. Labiales: cualquier producto que toca el labio, ya sea barra de labios, gloss o bálsamo, puede ser una fuente de contagios y de infecciones. No los compartas nunca, especialmente si eres propensa a tener calenturas o herpes labiales, y en este caso, no los utilices hasta que hayan curado, porque si no, la siguiente vez que los uses, podrías hacer resurgir la infección.
  4. Máscaras de pestañas: irritaciones, lagrimeos, orzuelos, conjuntivitis… tanto las pestañas como los párpados son zonas en las que los virus y las bacterias lo tienen muy fácil, y las afecciones oculares son tan molestas como contagiosas.
  5. Cepillos para limpiar el rostro: bastante tienes con tus propias impurezas y las bacterias que puedas tener sobre la piel como para ponerte por todo el rostro las de otra persona. Conclusión: los cepillos, como los productos de maquillaje o los pinceles, son de uso personal e intransferible.
15 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Comentarios cerrados