Los 10 mandamientos de la barra de labios

Gloss, bálsamo, tinte, aceite, jumbo… cada vez son más las opciones para maquillar los labios. Sin embargo, ninguna tiene la fuerza, el caché y el glamour que ostenta la original: la barra de labios. Hoy en Beautyetc, las diez reglas de la barra de labios en 2015.

  1. Un buen comienzo. Si quieres un acabado perfecto, prepara un lienzo perfecto. Exfolia los labios para que estén suaves, uniformes y libres de pellejitos de una a dos veces por semana, ya sea con un producto específico o con una receta casera (mezcla azúcar con aceite de almendras y listo).
  2. Evita el exceso de brillos: busca una barra de labios con acabado cremoso, y huye de las demasiado irisadas o las que incluyen pigmentos metálicos. Que el efecto brillante venga de una fórmula hidratante, no de purpurinas.
  3. Encuentra el tono perfecto: elige tu tono de barra de labios en función del color natural de tus labios, no de tu piel. Para los más pálidos van muy bien el rojo cereza o el coral, los rosados se realzan con tonos rosas o frutas del bosque, y los más oscuros se verán muy favorecidos con rojos caldero, ladrillo o burgundy.
  4. No vale cualquier nude: busca que sea ligeramente más claro o más oscuro que tus labios.
  5. Evita el “efecto vampiro”: los tonos con base azulada o negra, muy oscuros, endurecen los rasgos, te echan años encima y a veces dan un poco de miedo. En lugar de estos tonos, si buscas colores intensos opta por los colores de las frutas del bosque: frambuesa, arándano, grosella…
  6. Perfilador, del tono del labio. Aunque puedes prescindir de él perfectamente, si quieres realzar el arco de Cupido o camuflar unos labios asimétricos, utiliza un lápiz a juego con tus labios, no con tu barra.
  7. Suaviza los bordes: esta temporada se lleva el efecto de labios mordidos. Consíguelo difuminando suavemente con la yema del dedo.
  8. Empieza a maquillar por el centro, nunca por los extremos de la boca. Y mejor si lo haces con un pincel.
  9. Distribuye el color: evita un acabado demasiado llamativo y artificial presionando los labios uno contra el otro y matizando con el dedo para distribuir bien el color.
  10. Aplica siempre dos capas: para conseguir duración y un efecto más bonito y uniforme, aplica la barra de labios, seca presionando con un tissue, y aplica una nueva capa. Así, la primera aplicación crea una base, y la segunda capa, aporta brillo y cobertura.
15 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Comentarios cerrados