Grévol Hotel-Spa, un oasis de bienestar en pleno Pirineo

Hace ya casi 26 años que abrió sus puertas, en un entorno idílico, el hermoso valle de Camprodón (en el Pirineo oriental de Gerona), el Hotel-Spa Grèvol, un hotel familiar perfectamente integrado en el paisaje, y en el que cada huésped es mimado al detalle para que su estancia sea única y especial.

Construido en madera y piedra como si fuera un refugio de montaña, y respetando al máximo el entorno, el Hotel-Spa Grèvol es un remanso de paz, tranquilidad y bienestar en el que olvidarse del estrés y la vorágine de la ciudad, escuchando la naturaleza y dejando que la mirada se pierda entre las cumbres de los Pirineos, disfrutando de cada uno de sus rincones de postal, de su cuidada y deliciosa gastronomía, y de su oferta de bienestar.

En el restaurante del hotel se ofrece lo mejor de la gastronomía catalana, con productos de la zona y de temporada, y con un toque de creatividad, servido frente a unos magníficos ventanales con vistas al paisaje, que es el broche final para una comida o una cena de diez.

El capítulo del bienestar y la belleza es un punto y aparte. En el Club Termal y en el Spa del Hotel Grèvol, Mari Angels, directora del spa, y su equipo, se encargan de que cada detalle sea perfecto y se ajuste al máximo a las expectativas de sus visitantes. Una amplísima carta de tratamientos combina las técnicas más tradicionales con las más innovadoras, creadas en exclusiva para los clientes que buscan algo más, y con propuestas para toda la familia: incluso para los niños, con tratamientos específicamente diseñados para ellos.

spa_grevol

Cada temporada, o cada ocasión especial (como pueden ser la Semana Santa, las Navidades o el verano), el Spa del Hotel Grèvol renueva su oferta de tratamientos con nuevas propuestas innovadoras, en las que se busca tanto sorprender como aportar beneficios reales a sus visitantes.

Esta temporada, y con motivo de San Juan (festividad muy celebrada en toda la zona del Mediterráneo), el Spa Grèvol propone un original tratamiento, Ancestral San Juan, en el que se combinan los tres elementos principales de la naturaleza (el fuego, el agua y la tierra, a través de las plantas) para obtener efectos beneficiosos para el cuerpo, anti-inflamatorios, analgésicos y revitalizantes, además de una profunda relajación y una sensación de intenso bienestar. En el tratamiento se combinan algunas de las hierbas conocidas como “hierbas de San Juan” (como el romero, el tomillo, la caléndula, el árnica o la artemisa) con un sensorial masaje de espalda, una purificación facial y un baño en su bañera de hidromasaje, que relaja la musculatura y activa la circulación.

tratamientos_spa_grevol

Un destino ideal para desconectar y cuidarse en todos los sentidos, y en todas las temporadas, puesto que en invierno, la nieve hace que el paisaje sea aún más espectacular, y en verano, la suave temperatura es una opción perfecta para quienes quieren huir del calor.

14 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Comentarios cerrados