Fleur de Chloé, la vie en roses

Libertad, modernidad, feminidad... En 2008, Chloé comenzó una historia olfativa protagonizada por una rosa única, luminosa y fresca, llena de elegancia. Era tan especial que se convirtió inmediatamente en el aroma insignia de la casa. Esta flor única en su clase expresa la delicadeza y la elegancia natural que caracterizan las creaciones de Chloé y las hacen tan deseables.

Hoy, el jardín de Chloé da la bienvenida a una nueva interpretación de su icónica rosa: Chloé Fleur de Parfum, con una historia olfativa totalmente nueva que destaca el corazón de la flor, la fuente de su aroma más intenso pero también más delicado. Chloé Fleur de Parfum es un concentrado de íntima sensualidad.

Chloé Fleur de Parfum, el corazón de las flores

Chloé Fleur de Parfum es una combinación sutil de elegancia y sensualidad, una caricia exquisita de seda en la piel desnuda; un generoso bouquet compuesto exclusivamente por la parte más tierna y esencial de las flores, su corazón, creada por los maestros perfumistas Michel Almairac y Mylène Alran y en la que la nota principal la aporta el corazón de la rosa, que, sorprendentemente, despliega un giro ligeramente fresco que recuerda al olor de la frambuesa. Por primera vez la rosa de Chloé nos muestra una faceta más afrutada.

El corazón de la flor de verbena despliega una nota verde y luminosa que enaltece al exuberante corazón de la rosa sin interferir en su absoluta delicadeza. Las notas almendradas y deliciosas las aporta el corazón de la flor de cerezo, que con su dulzura, completan la composición y le confieren voluptuosidad.

Dress code: beige marfil

Una nueva tonalidad para un icono... Fleur de Parfum mantiene fielmente el frasco insignia de la línea Chloé. El perfume, de un tono beige marfil, tiene un suave toque rosado. Este delicado matiz siempre ha formado parte del código de color de Chloé, se puede percibir a través del cristal del frasco, y se refleja en el lazo anudado en el cuello.

Este lujoso diseño mantiene su sello característico: la forma geométrica, el metal plateado, el tapón suave y ovalado y el cristal con su delicado plisado reflejan perfectamente la elegancia de Chloé.

chloe-edp

La imagen de la elegancia

Desde el otoño de 2015, la actriz y modelo Dree Hemingway ha sido la imagen de las fragancias de Chloé. Para la nueva Fleur de Parfum, fue fotografiada por Inez & Vinoodh. Sus magníficas fotografías en blanco y negro son una ilustración perfecta del espíritu de Chloé. Con un retrato moderno y sobrio, transmiten toda la suavidad y el encanto de Fleur de Parfum, fusionan ternura, feminidad y sensualidad. Auténtica, con el pelo suelto, Dree encarna plenamente la mujer Chloé: delicada, elegante y seductora sin proponérselo. Irresistiblemente natural.

14 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Comentarios cerrados