Fast food… ¿saludable?

Si sabes cómo comerla, y por muy chocante que te parezca, los términos fast food y saludable pueden ir de la mano. Hoy te lo demostramos, y te damos unas sencillas ideas para que, ya sea en casa o en el restaurante, puedas comer los platos que te gustan sin que te supongan un desastre calórico total. ¡Descubre cómo!

Está claro que cuidar la alimentación es básico para mantener una salud y un cuerpo en forma. Pero también es importante darse algún capricho de vez en cuando, y, sobre todo, no obsesionarse con las calorías y la alimentación sana hasta el punto de no poder disfrutar de la comida sin sentirse culpable.

Más que nunca, el verano es la temporada de comer fuera. Tapas, cañas en el chiringuito acompañadas de raciones, hamburguesas, perritos calientes… por desgracia, la mayoría de los alimentos que se sirven en los restaurantes de verano, como terrazas y chiringuitos, son ricos en grasas, hidratos de carbono… y calorías. Pero también hay opciones para que una comida fuera pueda ser al mismo tiempo sana y deliciosa.

La comida japonesa, por ejemplo, es estupenda para disfrutar de una cena ligera, sana y muy apetecible, siempre que prescindamos de fritos como la tempura. Si te gusta la comida italiana, la pasta, el arroz y la pizza son buenas opciones que te aportan altas dosis de energía, por lo que es mejor ingerirlos a la hora de comer, más que para cenar. Intenta evitar las salsas muy cremosas y grasas, como las que tienen como base nata o queso, y si eliges pizza, pide que te pongan menos cantidad de queso para reducir el porcentaje de grasa.

En la hamburguesería evita los menús grandes y las raciones desmesuradas, y apuesta por hamburguesas sencillas acompañadas de vegetales y, a ser posible, sin queso, bacon ni salsas muy calóricas, como la mayonesa. Si optas por una ensalada, perfecto, pero no te dejes engañar: la mayoría de las que ofrecen este tipo de restaurantes suelen contener las mismas o incluso más calorías que una hamburguesa. Pídela sin bacon, pollo rebozado, queso, picatostes o cualquier otro complemento que le añada calorías innecesarias. Mucho ojo también con el aliño: un chorrito de aceite de oliva virgen y de vinagre es suficiente para darle sabor, evita las salsas, que tan solo te aportan calorías vacías.

14 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

10 Comentarios

  • Es muy duro comer fuera, y evitar estas tentaciones! :(

  • Me habeis dejado muerta, poder comer comida del Burger sin remordientos y solo quitandole algunos acompañamientos, me apunto a l acamida rápida saludable

  • Me encantan las tapas y tomarme unas cañas después de la playa con los amigos

  • La comida japonesa es de lo más saludable y además no engorda nada.

  • En esta vida no hay que obsesionarse con nada y sobre todo con lo que comemos, porque lo importante es que nos alimentemos bien.

  • Ahora mismo me tomaba yo una hamburguesa bien completa con su queso, su bacon, su mostaza y su tomate, como Dios manda.

  • Teneis mucha razón con lo que decís de las salsas porque engordan una barbaridad, la pena es que están buenisimas y no tomarlas es un crimen

  • Como fuera durante todo el año, y francamente es dificil no caer en la tentación de comer todas estas cosas de las que hablais. Por esa razón procuro cenar poco y sobre todo sano y así compenso.

  • Con un poco de cuidado se puede conseguir, gracias por los consejos

  • Me encanta este tipo de comida y los consejos que nos dais hoy para hacerla un poco más sana me parecen estupendos y los pienso seguir, muchas gracias por los consejos y por la revista, cada día estoy más enganchada a vuestros artículos