Este verano, cuídate

¿Alguna vez has notado que cuando vuelves de vacaciones tu piel y tu cabello están como tú, apagados y sin energía? Este año no dejes que ocurra, y organízate de forma que tanto tú como tu piel y tu cabello disfrutéis de unas vacaciones saludables y seguras. Olvida la exposición al sol sin control: si te gusta tumbarte en la playa durante horas, perfecto, pero hazlo protegiéndote de forma correcta tal y como recomiendan los dermatólogos: aplícate el protector solar entre veinte minutos y media hora antes de la exposición (nada de ponerse la crema una vez en la tumbona), utiliza un factor de protección acorde con tu tipo de piel (si utilizas una protección baja no conseguirás broncearte antes, sino que estarás más que expuesta a las quemaduras y otros daños solares, como las manchas o las reacciones alérgicas al sol) y recuerda repetir la aplicación cada dos horas o cada vez que te bañes.

Por su parte, el cabello, como ya hemos visto otras veces, sufre muchas agresiones durante el verano, empezando por la deshidratación y la exposición a las radiaciones solares. Si no quieres tener que cortártelo (las puntas son las que más sufren) a la vuelta de las vacaciones, protégelo como es debido: un protector solar capilar adecuado evitará que se reseque y se vuelva débil, quebradizo y sin brillo. Si lo tienes teñido o con mechas, es fundamental que extremes la protección para evitar que el color se deteriore por la acción del sol, los químicos como el cloro de las piscinas y la sal del mar. Para una protección óptima incorpora a tu vestuario gorras, sombreros o pañuelos estilo pirata, que, además, son tendencia esta temporada.

Una vez terminada la jornada playera, dúchate y lava el cabello a conciencia para eliminar todos los restos de sal, cloro y arena que se depositan sobre la epidermis y la fibra capilar, y dale a cada parte de ti el cuidado que se merece: al rostro, un cosmético específico reparador, hidratante y regenerante que sea capaz de paliar los daños producidos por la exposición al sol y prevenir el envejecimiento prematuro y las manchas. Al cuerpo, un producto aftersun que hidrate, calme y refresque la piel castigada. Y al cabello, una mascarilla o un sérum de tratamiento que prevenga que se debilite y se rompa.

No podemos hacer que el fin de las vacaciones y la vuelta al trabajo sean menos duras… pero sí podemos echarte una mano para que, al menos, el verano no pase factura a tu piel y tu cabello. Este verano… ¡cuídate!

Imagen: Gtresonline

14 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

12 Comentarios

  • Gracias por los consejos , me llegan un poco tarde pero los tendré en cuenta para el año que viene 

  • Aunque no os lo creais todavía queda gente que no ha disfrutado todavía de sus vacaciones , y entre ellas estoy yo, voy a seguir vuestras recomendaciones y volveré estupenda

  • Sabios consejos para cuidarse mejor la piel  y el cabello. 

  • Desde que leo vuestra revista he aprendido muchas coas y he seguido vuestros consejos y me ha ido muy bien, muchas gracias

  • Que ganas tengo de vacaciones, las necesito ya.

  • Procuro ponerme siempre protección solar, pero desde que leo la revista todavía más porque me habeis hecho entender lo necesaria que es para tener la piel en perfectas condiciones

  • Seguro que con estos consejos consigo que mi piel esté en forma

  • Lo del pelo es verdad, hay que quitarse bien todo el salitre y por supuesto ponerse un acondicionador

  • Muchas gracias por los consejos, como siempre los seguiré

  • Siempre hablais de la protección solar, y desde el año pasado ya me he acostumbrado a usarla todos los dias y noto que tengo la piel mucho mejor, gracias

  • gracias por los consejos, se agradecen siempre

  • Que ganas tengo de verano y de vacaciones