En verano, vigila tu espalda

Los dolores de espalda son cada vez más frecuentes, y la salud postural, la actitud la higiene y los hábitos deportivos son claves para poder presumir de una espalda no solo sana, sino también bonita. Este verano la moda apuesta por espaldas al aire o muy escotadas, y para lucirlas en condiciones es básico cuidarla en consonancia. El quiropráctico Ata Pouramini nos da las claves para mantenerla en perfecto estado.

Postura al andar

Vigila tu espalda. Y no nos referimos a tus posibles enemigos, sino a cómo la cuidas a diario. ¿Cómo caminas?  Quizá no te haya dado tiempo a fijarte. Las prisas, el bolso siempre lleno a rebosar, los tacones… Lo óptimo es caminar erguidos, con los hombros en línea recta con nuestra cadera. No sólo es bueno para la columna, sino que te otorgará una actitud más distinguida y de control de la situación.

Frente al ordenador

¿Cómo te sientas en durante las horas de trabajo? La postura es básica para una buena salud de la espalda. Así deberías hacerlo: pies correctamente apoyados en el suelo, asiento alineado respecto al ordenador, la mirada  fija al frente, pantalla a la altura de la cabeza y a un brazo de distancia.  Memorízalo y compara estas indicaciones con tu postura real. Quizá tengas mucho que corregir. Es importante que, cada día, antes de empezar a trabajar, lo recuerdes y  lo pongas en práctica.

Estira la espalda

No se trata de trabajar para darle volumen, sino de descargarla de tensiones y de fortalecerla para evitar contracturas. Si la sientes ligera, se notará en tu caminar, tu actitud y aportará armonía a tu figura. Pregunta en el gimnasio o busca on line unas tablas básicas generales.

Recuerda que la columna es el eje de tu cuerpo

Para que puede estar bonita, tiene que estar sana. Ata Pouramini recomienda el ajuste quiropráctico para devolver  las vértebras a su posición natural. También masaje deportivo, yoga y pilates.

14 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Comentarios cerrados