El primer colágeno que regenera la dermis

Ya ocurrió con la toxina botulínica tipo A: tras décadas de uso y de eficacia demostrada en otros campos de la medicina, saltó a la medicina estética. Y ahora ha pasado lo mismo con Phrisma, que tras haberse utilizado durante más de 30 años en áreas como la medicina dermatológica y haber demostrado una gran eficacia en la reparación de tejidos, llega a la medicina estética dispuesto a revolucionarla.

Según nos cuenta el doctor Ángel Martín, director médico de la Clínica Menorca, “es un estimulante muy potente y rápido de los procesos naturales de reestructuración de la piel”. Y es que Phrisma es el primer colágeno de uso estético que regenera los fibroblastos. Hasta el momento, solo existían productos inductores del colágeno, como el ácido hialurónico, la hidroxiapatita cálcica o el betafosfato cálcico (conocidos por sus nombres comerciales: Sculptra, Radiesse y Atlean). Sin embargo, Phrisma es puro colágeno heterólogo, liofilizado y esterilizado, y es tan seguro que no requiere test de alergia previo al tratamiento.

Phrisma es una buena opción para el tratamiento del envejecimiento y el fotoenvejecimiento tanto de rostro como de cuello, escote, manos, brazos y piernas, y su uso no está indicado para ojeras ni para labios.

Se inyecta a nivel intradérmico, donde entra a formar parte del mecanismo celular estimulando la creación de nuevo colágeno. El tratamiento es cómodo y sencillo: la sesión dura entre 20 y 30 minutos, y según las necesidades de cada pacientes se recomiendan entre dos y cuatro sesiones espaciadas 15 días entre sí.

Sus principales beneficios son los siguientes: atenúa las arrugas, aporta luminosidad, previene y combate la flacidez, y refuerza la estructura de sostén de la piel.

Precio: a partir de 300 €, según la zona.

 

15 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Comentarios cerrados