El decálogo de los labios rojos perfectos

¿Te encantan los labios rojos pero no terminas de verte, o no sabes exactamente cómo llevarlos? Hoy te traemos, de la mano de Poppy King, creadora y alma máter de la firma Lipstick Queen, los diez mandamientos de los labios rojos. ¡No te saltes ni uno y atrévete a lucirte con tu rouge perfecto!

1. “Todas las mujeres pueden llevar los labios rojos. Todas. No hay excepciones. La clave es encontrar la textura, acabado y cobertura que más se adapte a cada una”.

2. “Para probar un color no utilices el dorso de la mano, sino la yema del índice. Esta zona tiene un tono más cercano al de tus labios”.

3. “Tras pintar los labios de rojo, toma un poco de color directamente de los labios con la yema de los dedos y da unos ligeros toques sobre las mejillas. El resultado es perfecto y muy natural”.

4. “¿Te preocupan las antiestéticas manchas rojas que pueden quedar en tus dientes? Tras pintarlos, mete el índice en la boca, cierra los labios haciendo presión sobre el dedo y sácalo con fuerza. Así retirarás el exceso de producto”.

5. “Cuando lleves un labial rojo, no lleves demasiado maquillaje. Ni muchas joyas. Deja que los labios sean los protagonistas”.

6. “¿Te asusta llevar un color atrevido? Prueba a llevarlo primero sola en casa. Pasa el aspirador, ve la tele... acostúmbrate a verte con él”.

7. “Usa delineador de labios transparente. Es muy fácil de utilizar y combina con todo tipo de rojos”.

8. “Para encontrar el tono de rojo perfecto hay que tener en cuenta no sólo el color de la piel, sino también el de ojos y pelo. Cuanto más clara la tez, más favorecen los rojos más cálidos, con reflejos naranja. Cuanto más oscura, mejor sientan los rojos fríos de subtonos rosas y azulados, como burdeos, berenjena y fucsias”.

9. “Para una aplicación siempre uniforme, exfolia primero los labios. El color quedará más bonito, más brillante y satinado.

10. “Sonríe. Es, sin duda, la clave para que el rojo funcione”.

 

15 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Comentarios cerrados