¡Cuida tus ojos este invierno!

¿Sabías que el 40% de la exposición solar anual se recibe en días no soleados? Es decir: a lo largo de todo el año, incluso en invierno y en los días más grises, pues más del 90% de la radiación UV atraviesa las nubes. Por eso, para cuidar tus ojos correctamente durante todo el año, el primer paso es protegerlos de las radiaciones solares, especialmente si tienes los ojos claros o en el caso de los niños, cuyos ojos son aún más sensibles a la luz. Ni que decir tiene que, si practicas deportes de invierno o vas a la nieve, las gafas de sol se convierten en un accesorio totalmente imprescindible, puesto que el reflejo del sol en la nieve puede dañar irreversiblemente los ojos.

Con unas buenas gafas de sol te asegurarás una protección solar completa, evitarás el envejecimiento prematuro de la piel del contorno de ojos y posibles enfermedades oculares.

Mucho cuidado con las gafas de sol de dudosa calidad que se encuentran en mercadillos o en vendedores ambulantes: para que una lente proteja realmente del sol, debe estar fabricada con los materiales adecuados y contener factor de protección solar (E-SPF), independientemente del color de la misma. Lo más recomendable es adquirirlas en una óptica, para asegurarnos la garantía de sus controles de calidad.

Recuerda que es recomendable acudir al oculista al menos una vez al año para hacerse una revisión, independientemente de si notas alguna molestia o si llevas gafas o no. De este modo tendrás la seguridad de que tus ojos están sanos y de que tu vista se mantiene en forma.

14 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

3 Comentarios