Consejos para comer fuera sin engordar

Está claro que la forma más práctica para comer sano y saber exactamente qué lleva cada comida es prepararla tú misma. Pero tanto si por el trabajo tienes que comer fuera a diario como si se te acumulan los compromisos sociales y te ves obligada a renunciar a tu saludable tupper de ensalada, hoy te proponemos, de la mano de Clínica Opción Médica, unos sencillos trucos para que puedas disfrutar comiendo fuera de casa sin miedo a arruinar los esfuerzos que haces para mantener tu línea. ¡Toma nota!

-       Intenta elegir tú el restaurante, así te asegurarás que la carta se ajuste a tus gustos y necesidades. Si tienes debilidad por la comida basura, evita los restaurantes de comida rápida.

-       Al pedir, recuerda que no todas las calorías son iguales ni se asimilan igual. Los hidratos de carbono deberían suponer el 55% de las calorías diarias ingeridas, las proteínas un 15% y las grasas no deberían superar el 30%.

-       Si tomas ensaladas, pide que te traigan el aliño aparte: así serás tú quien controle la cantidad. Evita las salsas, que te aportan calorías innecesarias: mejor un chorrito de aceite de oliva y vinagre.

-       Compensa: si vas a tomar un segundo plato contundente, toma una ensalada de entrante.

-       Evita el picoteo previo a la comida, y si estás hambrienta mientras te traen tu plato, intenta no acabar con el pan para matar el hambre.

-       Si te gustan los dulces pero no quieres meterte para el cuerpo todas las calorías que te aporta un postre elaborado, compártelo.

-       Termina la comida con una infusión: además de ayudarte a hacer la digestión te dejará una agradable sensación refrescante.

-       ¡Permítete algún capricho! No te prohíbas ningún alimento, y métete en la cabeza que puedes comer de todo pero siempre con mesura.

-       Ten mucho cuidado con el alcohol: si comes una ensalada y un pescado a la plancha pero rematas la comida con dos gin tonics o la acompañas con un par de copas de vino o de cerveza, estarás ingiriendo una gran cantidad de calorías casi sin darte cuenta. Si vas a tomar alcohol limítate a una sola copa y continúa con agua. ¡Bebe sano!

14 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

11 Comentarios

  • Cuando voy a comer o a cenar fuera no me puedo resistir y siempre me pido mis platos favoritos

  • Lo del alcohol es verdad, te tomas tres copas de vino y a la porra la ensalada!

  • Siempre que voy a un restaurante intento elegirlo yo pero yo creo que es peor porque elijo los que más me gusta la comida y me pongo a reventar :-(

  • Muchas gracias por los consejos, los seguiré.

  • Desgraciadamente tengo que comer fuera varias veces a la semana y además de no gustarme me descontrola la dieta y eso me fastidia mucho.

  • Lo que daría yo por comer en restaurantes de vez en cuando, yo me tengo que limitar a la comida de la empresa, que por cierto es malísima, pero que le vamos a hacer.

  • Lo de tomar alcohol, al margen de para la dieta es malo porque si estás trabajando o tienes que trabajar después no es aconsejable.

  • Nunca había pensado en pedir el aliño aparte, pero la verdad es que teneis toda la razón, porque algunas veces te ponen tanto que parece que las cosas flotan en el plato y otras tan poco que no sabe a nada. A paartir de ahora lo pienso hacer

  • Cuando voy al restaurante me da siempre por comerme el pan con mantequilla antes de la comida. Es una tonteria pero me sabe mucho mejor que en casa, no sé por qué pero es así.

  • Estos consejos me parecen muy acertados y los pienso seguir, gracias.

  • Como soy un poco especial para las comidas, procuro ser yo quien elija el restaurante y así me aseguro de que la comida me va a gustar, aunque eso también tiene su peligro porque hay veces que como demasiado.