Cómo afrontar la primera visita al cirujano

Tomar la decisión de someterse a una intervención de cirugía plástica, estética o reparadora no es ninguna tontería, y el paciente debe estar lo más seguro posible y depositar toda su confianza en el profesional elegido. El doctor Javier de Benito, uno de los más reputados profesionales del sector, nos da las pautas que un paciente debería tener en cuenta en una primera visita al cirujano.

Tener las cosas claras

Lo primero es saber qué le gustaría cambiar o mejorar. Qué le molesta y no le hace feliz al mirarse al espejo. Aunque puede pedir opinión a las personas de su entorno más cercano, la decisión, al final, tiene que ser personal.

Plantear los defectos que ve y preguntar qué opciones hay

El segundo punto es contarle al profesional el defecto que ve, sin caer en la tentación de preguntarle qué le arreglaría. La opinión del cirujano no será la misma que la del paciente cuando se mira al espejo, y es muy importante prestar atención a lo que opina el profesional. También es básico hacer cualquier pregunta aunque la considere tonta, ya que, como dice el doctor de Benito, “éstas suelen ser las más importantes para los pacientes”.

Confianza entre paciente y cirujano

La complicidad entre paciente y cirujano, basada en la confianza, es fundamental. Es importante que la paciente sienta que no solo está delante de un técnico, sino de un ser humano que trata de solucionar un problema concreto, no de vender. El doctor de Benito añade que la paciente debe desconfiar de los cirujanos que se ofenden ante la pregunta de si quedará bien, o de los que tras escuchar el defecto que preocupa a la paciente, hablen de otros aspectos a mejorar de su cuerpo.

Preguntar por los resultados y las complicaciones

Es importante que a la paciente le quede bien claro cuál es el resultado previsto, qué expectativas puede tener, qué complicaciones pueden surgir y cómo solucionarlas. El cirujano debe explicar detalladamente cada aspecto de la cirugía para que la paciente pueda valorarlo, así como todos los costes, preoperatorio, si requiere o no de ingreso hospitalario, el tipo de anestesia, etc.

Pedir una segunda opinión

Hacer una primera visita con más de un cirujano es recomendable, pero no con más de tres: “con tres ya debe saber quién le inspira más confianza. Insisto en que no se canse de preguntar, que pregunte el porqué de una técnica y por qué no otra”, añade el doctor.

14 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Comentarios cerrados