Salud y belleza en verano

Este verano no te dejes la piel en el camino: entre la playa, el chiringuito y la piscina no olvides que durante los meses de calor es cuando más expuesta está la piel a los daños producidos por la radiación solar, que van desde el envejecimiento prematuro o la aparición de manchas al cáncer de piel.

El doctor Moisés Martín Anaya nos desvela las bases para no perder la salud y la belleza durante el verano. ¡Que no se te escape ni un punto!

  1. La higiene es básica: tanto en el cuerpo como en el rostro. Limpia bien la piel mañana y noche, con productos suaves que no la irriten ni la resequen pero que ayuden a eliminar grasa y suciedad. No compartas tu toalla con otras personas, y sécate perfectamente, especialmente en los pliegues, para evitar la aparición de hongos.
  2. Hidrátate: no te dejes engañar por el agua de la playa o de la piscina, ya que resecan profundamente tu piel. Cuando termines de bañarte recuerda aclarar totalmente la piel para eliminar la sal y los químicos como el cloro, que la deshidratan, y elige para la ducha geles con pH neutro. A continuación, utiliza un producto hidratante específico, tanto para el rostro como para el cuerpo, cada día.
  3. Cuida lo que te pones: evita el uso de calzado que roce o haga heridas, y de ropa con tejidos que favorezcan un ambiente húmedo o puedan provocar alergias. Los tejidos naturales como el algodón y la seda son los más recomendables.
  4. Cuidado con las infecciones: sandalias que hacen ampollas, rozaduras de la arena o pequeñas heridas. Lávalas bien inmediatamente, sécalas y aplica un antiséptico.
  5. Vigila la alimentación: da prioridad en tu dieta a las frutas y las verduras frescas (que, además, son muy apetecibles en verano), especialmente a las que son ricas en antioxidantes como las vitaminas A, C y E. ¡Y bebe mucho líquido! Mejor aún si optas por agua, zumos naturales o infusiones.
  6. No descuides el sueño: la noche es el momento en el que la piel aprovecha para regenerarse y poner en marcha todas sus funciones de reparación. Aunque salgas de fiesta, compensa los excesos con tus buenas ocho horas de sueño.
  7. Controla la exposición al sol: utiliza protección solar siempre, y evita exponerte a las radiaciones durante las horas en que son más dañinas, desde las once de la mañana a las tres de la tarde.
14 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

10 Comentarios