Botox para elevar el pecho

Lo último en embellecimiento del pecho no pasa por el quirófano: por primera vez, elevar el pecho caído es posible sin recurrir a la cirugía, al menos, para los pechos de talla media y con una caída moderada.

El doctor Daniel Arenas, cirujano plástico de Clínica Dermatológica Internacional, acaba de presentar una técnica capaz de elevar el pecho caído en una sola sesión y sin recurrir a la mastopexia, la intervención quirúrgica mediante la cual se corrige el pecho caído. La técnica consiste en la inyección de toxina botulínica para la elevación del pecho, y aunque prácticamente no se conoce en España, hace ya tiempo que se realiza en otros países con resultados muy satisfactorios y sin efectos secundarios.

Sin embargo, la técnica no está indicada para cualquier tipo de pecho: según el doctor Arenas, el candidato ideal es un pecho pequeño o medio (tallas 85-90) que presente una caída moderada. Además, el doctor asegura que es una técnica muy interesante como medida preventiva en casos de pérdida de turgencia de la mama.

Los efectos de la inyección de toxina botulínica para elevar el pecho duran entre tres y cuatro meses, y son visibles pocos días después de la infiltración (el resultado total se aprecia a los quince días del tratamiento). Al relajar una parte del músculo pectoral, la parte superior del mismo empieza a contraer con más fuerza, y “arrastra” hacia arriba a la porción inferior. El resultado es una elevación progresiva del pecho, y por esto, no está indicado para pechos voluminosos que pesen mucho ni para mamas muy caídas, ya que en estos casos el músculo no es capaz de situar el pecho en su lugar.

El tratamiento se realiza en una sola sesión, y tiene un precio de 600 € aproximadamente.

15 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

9 Comentarios