Aumento de pecho flash

¿Alguna vez te has planteado someterte a un aumento de pecho pero te ha frenado la duda de si te gustaría el resultado? Ahora puedes saberlo, y no en un simulador ni en la pantalla de un ordenador, sino en tu propio cuerpo.

Es lo último en medicina estética corporal, que está arrasando en Estados Unidos: el aumento de pecho efímero, que dura veinticuatro horas y se realiza sin pasar por el quirófano.

Esta técnica se ideó precisamente para aquellas mujeres que no terminaban de decidirse a realizarse un aumento de pecho con prótesis, pero también tiene otra aplicación: como cualquier otro tratamiento de efecto flash, hay quien decide hacérselo antes de una ocasión especial en la que quiere lucirse, como una fiesta, un estreno o cualquier evento.

El tratamiento consiste en la inyección en el pecho de suero fisiológico hasta conseguir el volumen deseado. Al ser una solución fisiológica, se elimina de forma natural pasadas unas veinticuatro horas, sin efectos secundarios graves.

Los contras: principalmente, dos. El primero, que con este tratamiento se somete al pecho a mucha tensión: la piel se estira mucho y luego, en muy poco tiempo, tiene que volver a su ser. Si durante el embarazo (nueve meses) el pecho sufre debido al aumento de volumen, podemos imaginarnos lo que ocurre en solo un día. La flacidez y la caída del pecho de forma prematura, así como las estrías, son los mayores riesgos.

El otro contra, por supuesto, es el precio: el tratamiento cuesta alrededor de 2.600 €, una inversión considerable para tan solo un día.

14 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

3 Comentarios