¡Arriba ese escote!

Con el paso del tiempo, el pecho (como el resto del cuerpo) empieza a caer. Se trata del efecto cruel de la fuerza de la gravedad, que se ve agravado por diversos factores como pueden ser el embarazo y la lactancia, los cambios de peso bruscos, la práctica de ciertos deportes, una exposición al sol prolongada e indebida o, simplemente, por una cuestión de genética.

Por eso, y especialmente cuando se llega a una cierta edad, es necesario cuidar el pecho con cosméticos específicos que ayuden a preservar su belleza. Te presentamos los últimos lanzamientos en cosméticos para el pecho, que nos llegan desde Talika, Sensai y Lierac.

Talika acaba de presenta su nueva arma para la belleza del pecho y el escote, el primer sérum tensor con efecto “anti-gravedad”, y con una doble acción; por un lado, en la superficie, un efecto lifting inmediato, ya que tensa la piel y levanta sutilmente el pecho en unos segundos. Por otro, en las capas más profundas, aporta un efecto tensor y tonificante duradero, y refuerza las fibras que sostienen el pecho, como el colágeno y la elastina, para reafirmar, tonificar y ralentizar la caída. Precio: 60,20 €.

De la mano de Sensai nos llega Throat and Bust Lifting Effect, un lujoso suero ultra concentrado para un tratamiento antiaging, que cuida y protege la piel de cuello, escote y pecho. Reafirma, hidrata, alisa y aporta, al mismo tiempo, una intensa hidratación y activos que previenen la flacidez y alisan la frágil piel de la zona. Precio: 114 €.

A partir de una cierta edad el pecho empieza a perder firmeza, y para combatir este desagradable efecto de la gravedad, Lierac propone Bust Lift, una crema modeladora que constituye un auténtico tratamiento antiedad global para el pecho. Su exclusiva fórmula reafirma la superficie del pecho y difumina los defectos pigmentarios. Además, también posee una acción hidratante y rellenadora gracias a un derivado del ácido hialurónico. Precio: 50 €.

cremas_pecho

14 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Comentarios cerrados