10 consejos para disfrutar del sol de forma responsable

El verano es el momento de disfrutar del sol, pero como recuerda la doctora Aurora Garre, experta de Cinfa, es muy importante protegerse correctamente de sus radiaciones para preservar nuestra salud y la de nuestra piel. Según un estudio realizado por Cinfa sobre fotoprotección, avalado por la Academia Española de Dermatología (AEDV), solo el 2,5% de los españoles se aplica correctamente el protector solar: solo dos de cada 100 personas siguen las ters medidas que garantizan la eficacia del fotoprotector, y que son aplicar el producto treinta minutos antes de tomar el sol, renovar la protección cada dos horas, y reaplicarla tras bañarse o secarse. Descubre hoy con Cinfa los 10 consejos para disfrutar del sol de forma responsable que deberías tener siempre en cuenta.

10 consejos para disfrutar del sol de forma responsable

Refuerza las defensas de tu piel

Una dieta rica en antioxidantes como las frutas y verduras con vitaminas C y E contribuye a proteger la piel de las agresiones del sol, al igual que lo hace un aporte extra de estos micronutrientes en forma de complementos nutricionales.

Evita la exposición en las horas centrales del día

Los rayos solares son más fuertes y perjudiciales entre 12 de la mañana y 4 de la tarde. Ojo con los días nublados (en los que la radiación UV afecta igual que en los despejados, por lo que hay que protegerse de la misma manera), y también con la altitud, que también aumenta la peligrosidad del sol.

Elige sombra

Resguardarse de los rayos del sol bajo los árboles o bajo una sombrilla es una buena idea, pero ten en cuenta que su protección no es total, y que algunas superficies, como la arena, el agua o la hierba, reflejan las radiaciones solares.

Protégete en el coche

A la hora de comprar un coche nuevo, ten en cuenta que los cristales más eficaces para protegerse de las radiaciones son los laminados tintados de gris. Otra opción es colocar películas plásticas sobre los cristales.

Consulta los índices ultravioletas

Antes de hacer una actividad al aire libre o de exponerte al sol infórmate sobre la intensidad de las radiaciones, a través de la web de la Agencia Estatal de Meteorología o de una app solar, como la de Be+. Has de saber que a partir de 6 el riesgo es alto y debes extremar las medidas de fotoprotección.

Protección complementaria

Utilizar la ropa adecuada, mejor en colores oscuros (que protegen más), y en tejidos como el nailon, la seda o el poliéster (más eficaces para protegerse del sol que el algodón, la viscosa o el lino, por ejemplo) es importante para completar la protección. No olvides un sombrero de ala ancha, que además de proteger la cabeza proyectará sombra en tu rostro y en el cuello.

Utiliza gafas de sol

Imprescindible que tengan una protección 100% frente a los rayos UV, y que estén homologadas por la Unión Europea. Las que mejor protegen los ojos son las de diseños envolventes.

Adecúa el fotoprotector a tus necesidades

Tanto a tu fototipo como a las circunstancias de la exposición. Utiliza siempre un protector solar igual o superior a SPF 30, y aplícalo media hora antes de la exposición al sol sin olvidar reaplicarlo cada dos horas y cada vez que te bañes o seques.

Tras el verano

No bajes la guardia al terminar el verano, porque las radiaciones solares son peligrosas durante todo el año. Recuerda protegerte correctamente si practicas deportes de invierno, porque la nieve refleja un 80% los rayos.

Cuidado con las salas de bronceado

El bronceado artificial no protege frente al fotoenvejecimiento, y conlleva, además, un riesgo de cáncer de piel, como indica la OMS.

14 Votos
  • Compartir esta página:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Comentarios cerrados